Domingo: Qué difícil sería esto sin Skype

Sin duda el domingo es el día más complicado para estar lejos de la familia.

Me levanto con ganas de comer un elefante.

Charla temprano con MV y me mando a conocer un poco y comer algo. Buen desayuno en un lugar aquí cerca. También es un mercadito, así que aprovecho y compro mis primeros víveres.

A la vuelta hago otro camino y veo que es bastante difícil caminar aquí. Algunas subidas son muy pronunciadas.

Continúa leyendo Domingo: Qué difícil sería esto sin Skype

Houston: no tenemos ningún problema

A diferencia de Apollo XIII, no tuve ningún problema. Houston.

Nos despertamos apurados: – “Dale que las 8 pasan a buscarnos!” – escucho, con amor y rudeza a la vez. Las cenizas parecen haber pasado.

Claro: finalmente mi vuelo salía a las 12 del mediodía + recomiendan estar 3 horas antes + vivimos a 1 hora del Aeropuerto, tiene sentido que pasen a las 8. Así que me levanto.

Los bolsos preparados del día anterior, sólo quedan detalles. Me cargo todo y me tomo 30 segundos para mirar mi casa, voy a extrañarla. Casita, refugio.

Continúa leyendo Houston: no tenemos ningún problema