Volví, y en forma de ojeras!

Agotado como Mike en La familia del futuro.

Me despierto bastante cansado, de nuevo cerca de las 6:30, con un SMS de VM. De nuevo no puedo volver a dormirme porque ya hay mucha claridad. Volvieron las ojeras, o mejor dicho, creo que nunca se fueron.

El aire es muy seco, de montaña, aunque llueva. Esto provoca que se me tape mucho la naríz. Y a la noche me despierto varias veces a sonarme. Seguramente me quieran operar, cómo lo van a operar a D, mi cuñado.

Me levanto con lo justo y bastante destruido. Me baño (dejó de salir caliente el agua).

Me como un pedazo de sándwich que sobro y me llevo una banana.

Nuevo éxito en el trabajo, durante la reunión. Vamos avanzando bien. Trabajamos bastante en una revisión general de tareas. Para mañana poder estimarlas y armar un calendario.

J perdió las otras copias de llaves del departamento. Me pide la mía porque K tiene que ir a mostrárselo a alguien que quiere alquilar. Ojalá se les dé. Tenerlo deshabitado es un desperdicio.

Se larga a llover bastante fuerte de nuevo, pero la temperatura se mantiene bien.

Almorzamos bastante tarde. J preparó una especia de sopa con fideos y porotos. Está bien.

Veo los mejores momentos de Argentina – Colombia, segundo partido de la selección por la Copa América. Una lágrima. Tenemos los mejores delanteros del mundo, y no le metemos un gol a nadie. Pido a Pastore para organizar un poco la pelota. Tendría que haber citado a Verón.

J me deja solo en su casa porque ellos deben ir a una cena. Notebook abierta, al lado de la puerta de vidrio trasera, abierta. Trato de no pensar mucho en eso, para no hacerme mala sangre cuando vuelva a Argentina.

Charlamos un rato con MV y su madre vía Skype.

Me despido, y voy a dejar la notebook al departamento.

Luego paso por el Fresh Market de nuevo, a comprar algunas cositas que me faltaron, como servilletas, papel higiénico, esponja para lavar los platos, etc.

De nuevo, todo es gigante.

Hago un camino diferente con la bici volviendo del market para conocer un poco.

Me compré unas mini galletitas con sabor a Cheddar, súper adictivas y me bajo medio paquete mientras escribo un poco.

Me preparo unos panchitos. No es porque los hay hecho yo, pero me salieron muy sabrosos.

Siento un poco la soledad en estos momentos, pero también estoy bastante cansado, así que decido ir a dormir. Hoy fue un día duro y mañana también lo será.

 

3 comentarios en “Volví, y en forma de ojeras!”

  1. QUE LINDO ESCRITO…ME GUSTO MUCHO EN REALIDAD…ESCUCHE LA VOZ AGOTADA DE MIKE MIENTRAS LEIA..ES LINDO!!!……..ÁNIMO!!!!!!!!!!

Los comentarios están cerrados.