Una día en el museo

No se le va más la cara de Zoolander a este tipo.

Levanto tarde. Hay que descansar en algún momento.

Charla con mi papá

Desayuno bien y salgo al parque. Tengo que combinar J con N y en un lugar que conozco, así que todo controlado.

Todo un barrio nuevo para conocer, llego y el parque es realmente enorme.

Lo primero que veo es un Parque para niños. Gigante. Una calesita con una construcción que la cubre completamente. Una calesita techada digamos…

Me sorprende un área muy grande para que los chicos jueguen que simula ser el océano, con unas olas artificiales. Me acerco para verlo en detalle y me sorprendo que el piso de esa zona es blando. Es como pisar un colchón duro. Justamente para que los niños puedan jugar con tranquilidad y ante una ocasional caída, no se hagan tanto daño.

Junto a esto, una serie de canchas de tenis. Muchas y muy bien cuidadas. Me acuerdo de PP. Se sentiría muy identificado con la cultura norteamericana, acá viven todos empachados comprando cosas. Y hay muy pocas rejas.

Reservorio de flores o algo así, es una construcción toda blanca rodeada de hermosas flores. Me acerco a las flores y tomo unas lindas fotos.

Un sonido musical se escucha en el ambiente. En un momento no podía distinguir bien de dónde venía y si era en vivo o no. Me acerco un poco más y entiendo lo que pasa: hay un túnel que comunica la parte baja del parque en donde estoy con la parte de afuera. En la escalinata del otro lado (del de afuera) se ve a los músicos y todo el túnel sirve de caja de resonancia para que las notas consigan mayor volumen y alcance. Me sonrío cuando descubro eso, por la buena idea y por la buena música.

Avanzo por el parque con GMaps en mi cel (cacheado) siguiendo la idea de MM.

Llego a la Academia de Ciencias. Varias personas me hablaron muy bien de este lugar. La entrada es saladita, así que voy a esperar para venir con MV, no me cierra pagar dos veces.

La vista es espectacular. Todo verde , una fuente en el medio, muchos caminitos, vendedores de arte ambulantes, y los dos edificios dan un marco espectacular. La academia de Ciencias no es muy alta, pero tiene un diseño genial. Empezando porque en el techo tiene paso.

Frente a esto y del otro lado de esta especie de plaza. Está el Museo de Arte De Young. Para allá voy.

Resulta que tiene dos tipos de entrada: una para ver el museo estable, digamos, la parte del museo que es siempre igual. Arte histórico de los distintos continentes, del S. XX y también contemporáneo. Y por otro lado tiene otro tipo de entrada que incluye además, la muestra de ese momento: en este caso Picasso.

Por supuesto una es más cara que la otra. Elijo la más barata, para después volver con MV y verlo completo. Y de encima, como vine en transporte público y tengo el boleto encima, me hacen descuento, así que me sale más barato. Buen detalle.

No voy a dar detalles del museo, pero saqué como más de 60 fotos. Muy bueno. Algunas cosas más interesantes que otras, pero está presentado todo muy ágil y entretenido.

Se me hizo la hora de comer. Voy al buffet del Museo, un poco caro pero bueno, ya estoy acá. Pido un sándwich de pavo y una bebida de frutilla. Para innovar. Ninguna de las cosas me termina por gustar. El sándwich lo comí pero en la última parte tuve que hacer esfuerzo y la bebida, se fue en un 75% a la mochila. Por suerte había llevado un poco de agua.

Salgo del Museo y agarro otro camino para conocer un poco. Sin el mapita en el celular es muy fácil perderse en este enorme parque.

Encuentro un super fuera del parque y compro algunas cosas que me hacían falta.

Vuelvo a deshacer las combinaciones y llego bastante rápido a la casa. Está un poco más fresco el clima ahora.

Me tiro un rato a descansar, porque realmente caminé mucho y con lo que a mí me gusta.

No llegué a ver nada del partido pero Argentina quedó fuera de la Copa América, en un regular partido contra Uruguay. Los penales son una lotería. Así que no le hecho la culpa a eso. Pienso que debemos dejar de perder oportunidades, teniendo “el mejor equipo del mundo”.

Me conecto un rato para hablar con MV y bajo su supervisión me preparo una pizza. Un éxito.

Pongo a cargar “Lucha de Titanes”, recordé que NP me la había recomendado y la se me ocurrió verla en la cama. Me quedé dormido, a la mitad de película. Y bueno, quedará para mañana.

4 comentarios en “Una día en el museo”

Los comentarios están cerrados.